Team Siempre Mal

Los decepcionantes resultados de TSM internacionalmente

TSM MSI 2017
Imagen tomada de @lolesports en Twitter.

Decepción y Norteamérica parecen ser un binomio inseparable cuando se trata de competencias internacionales de League of Legends (LoL). Tras tener un terrible desempeño en la fase de Play Ins y en la de grupos, Team Solo Mid (TSM) quedó eliminado del Mid Season Invitational (MSI). Para TSM, esto significa otro fracaso en uno de los escenarios competitivos más grandes del mundo, ya que el campeonato mundial pasado también defraudaron con su rendimiento.

La última vez que un equipo norteamericano destacó en un evento internacional fue en el MSI de 2016. Counter Logic Gaming (CLG) triunfó sobre TSM en las finales de primavera de la North American League of Legends Championship Series (NA LCS) y obtuvo un pase directo a la competencia. Era el segundo título de la NA LCS de CLG y la primera vez que representarían a la región de Norteamérica en una competencia importante. Las expectativas no eran altas. Muchos consideraron que CLG terminaría en quinto lugar de los seis posibles. Sin embargo, sorprendieron al mundo jugando de forma excelente durante todas las fases del torneo. Llegaron a las finales y, aunque las perdieron, demostraron que eran un equipo altamente competitivo.

Durante el Campeonato Mundial de LoL de ese mismo año, ningún equipo norteamericano consiguió resultados favorables. Los tres equipos representativos de la región eran CLG, TSM y Cloud 9 (C9). Su rendimiento a través de todo el torneo fue irregular. Ganaban contra equipos que, según las estadísticas, eran mejores que ellos y perdían contra equipos considerados peores. No había consistencia en sus estrategias ni mecánicas de juego. TSM, cuyas expectativas eran altísimas al iniciar el torneo, no pasó de la primera etapa. CLG tampoco salió de su grupo. El único equipo que llegó a cuartos de finales fue C9 y, sinceramente, sus victorias fueron mediocres.

La temporada de primavera de la NA LCS de 2017 vio a TSM coronarse de nuevo como campeón y, por ende, atender al MSI 2017 como representante único de Norteamérica. Para el MSI 2017, se agregó una nueva fase al torneo, los Play Ins. Para Norteamérica esto significaba que debían competir por su lugar en el evento principal. TSM tendría que vencer a GIGABYTE Marines, un equipo vietnamita, en una serie a mejor de cinco si querían asegurar su presencia en la etapa de grupos. Aparentaba ser una tarea fácil para TSM. No obstante, perdieron los primeros dos juegos de manera desastrosa. Si perderían el tercero su aparición en el MSI se comprometería.  Afortunadamente para ellos, lograron remontar las siguientes tres partidas y se llevaron la serie. Los corazones de los fanáticos del equipo podían descansar por ahora.

El próximo obstáculo que TSM debía superar era la fase de grupos. Si obtenían como mínimo el cuarto lugar, su posicionamiento dentro del campeonato mundial de este año se vería favorecido. Empezaron perdiendo su primer juego y no parecían mejorar conforme pasaban los días. En la última jornada hubo un empate entre TSM y los Flash Wolves (FW) de Taiwán. Quién ganará una partida rompería el empate y pasaría a la fase de eliminatorias. FW emergió victorioso tras desmantelar completamente a TSM. Después de esa derrota, la participación del representante norteamericano en el MSI 2017 terminó. TSM fue de regreso a casa.

Los resultados que obtuvo TSM sin duda fueron una decepción para los fanáticos tanto del equipo como de la región norteamericana. Algunos dirían que era de esperarse. Puede que TSM haya tenido una muy buena temporada regular pero todo cambia cuando pasan de su liga doméstica al escenario internacional. Los equipos contra los que se enfrentan generalmente son más hábiles y decisivos. Existe mucha más presión sobre los jugadores cuando compiten en un torneo tan grande como el MSI. También cabe destacar que TSM no jugó para nada bien, cometían errores de manera frecuente y eran demasiado pasivos en ocasiones. Sin embargo, estoy seguro que TSM tenía la capacidad para avanzar a la segunda fase de la competencia.

TSM es un equipo que ha asistido a todas las nueve finales de la NA LCS y cuentan con cinco campeonatos de la misma. Su jugador estrella, Søren Bjergsen Bjerg, es considerado como el carrilero central número uno de Norteamérica y, además, como uno de los mejores del mundo. Tienen de las mejores infraestructuras para asegurar el desempeño de sus jugadores, incorporando múltiples entrenadores y especialistas para satisfacer todas sus necesidades. Entonces, ¿por qué después de tantos años de ser los mejores en su región no han podido alcanzar el éxito internacionalmente? Hay una infinidad de factores por los cuales un equipo fracasa, pero a TSM ya se le acabaron las excusas. No es aceptable que un equipo tan prestigioso, uno con tanta experiencia y antigüedad, no alcance las expectativas que se le asignan.